Como Hidratar Tu Cabello Después de un Alisado Permanente

  • Para hidratar tu cabello después del alisado permanente necesitas  crear una nueva rutina de cuidado capilar. 
  • En esta rutina debes cuidar la temperatura del agua al lavar tu cabello, la temperatura del secador y la planchita y la  composición del shampoo y el acondicionador que usas. 
  • También debes  empezar a utilizar productos que quizás antes no usabas  como protectores térmicos al planchar tu cabello, por ejemplo.

 

Después del alisado permanente tu cabello no es el mismo y esto es lo primero que debes tener en cuenta.

La estructura de tu cabello fue modificada, por lo tanto,  ahora tiene otro tipo de necesidades para mantenerse hidratado.

“Me hice el alisado y tengo frizz” ¿te suena familiar?

Esto sucede en gran parte porque no logramos comprender cuáles son esas nuevas necesidades y, por ello, no las atendemos correctamente.

 

Pero no te preocupes: en este artículo voy a explicarte en detalle todo lo que necesitas para hidratar tu pelo después del alisado permanente y para evitar que pierda hidratación.

¡Vamos paso a paso!

 

Elige adecuadamente el shampoo y el acondicionador

mujer con productos de cuidado capilar en sus manos

Muchas personas piensan que después de alisar su cabello permanentemente pueden seguir usando los mismos productos de limpieza capilar de siempre.

 ¡Y este es el primer error! 

De hecho, es la causa principal por la que el cabello comienza a verse reseco y a perder suavidad poco tiempo después del alisado.

Algo que no debería pasar porque el alisado permanente dura de 3 a 8 meses.

 

Por ello, a partir de hoy:

  • Elige un shampoo y un acondicionador  libre de sulfatos.  Siempre insisto en ello porque los sulfatos limpian el cuero cabelludo y el cabello de una forma muy agresiva. Lee la etiqueta de tus productos y descarta cualquiera que contenga Sodium Lauryl Sulfate o Sodium Laureth Sulfate.
  • Opta siempre por usar shampoos y acondicionadores formulados  para cabello tratado químicamente. Estos son muy respetuosos con el pH del cabello, limpian con suavidad y aportan una cantidad extra de hidratación.

 

Con una buena elección de shampoo y acondicionador ya tienes el primer paso para mantener hidratado tu cabello después del alisado permanente.

 

Cuidado con la temperatura del agua

mujer lavando su cabello en la ducha

Ya tienes un shampoo y un acondicionador adecuado.

Ahora el siguiente paso es prestar especial  atención a la temperatura del agua durante el lavado de tu pelo. 

 

 Los cabellos tratados químicamente deben lavarse con agua tibia , a unos 22º C , o fría.

Debes evitar lavarlo con agua caliente porque esta contribuye a abrir las cutículas y, con ello, acelera la pérdida de hidratación.

 

Ahora posiblemente estés pensando: ¿Cómo sé si el agua está demasiado caliente para lavar mi pelo?

En este caso te dejo un truco sencillo:

  • Fíjate en el espejo de tu baño.  Si este se empaña al abrir la ducha  quiere decir que el agua se encuentra muy caliente, posiblemente, por encima de los 40º C.

 

Si lavas tu cabello con agua a esta temperatura  el manto hidrolipídico de tu cuero cabelludo comenzará a alterarse. 

Y esto puede generar, además de problemas de resequedad y deshidratación, caspa e incluso caída del cabello.

 

Aprovecha la noche para aplicarte una mascarilla o un sérum hidratante

mujer aplicando una mascarilla hidratante en su cabello

Cuidar el cabello durante la noche me parece la solución más práctica del mundo.

¡Y a miles de mujeres en el mundo también!

 

De hecho, el boom de los productos nocturnos para la hidratación capilar nace de la molestia que representa llevar una mascarilla hidratante en el cabello todo el día.

Sobre todo, cuando trabajamos fuera de casa o no tenemos tiempo de nada mientras estamos despiertas.

 

¡Pero hay mascarillas que no se enjuagan y pueden llevarse todo el día!  Sí, tienes razón. 

Sin embargo, si nos dejamos la mascarilla en el pelo, nos vamos al trabajo, al supermercado, en fin, a la calle a nuestras labores diarias, las impurezas ambientales como el polvo, los residuos de humo, etc. se pegarán con más facilidad a nuestro cabello.

Algo que nunca sucederá con los productos nocturnos de hidratación.

 

Pero, además de la comodidad,  las hidrataciones nocturnas son excelentes para cabellos tratados con químicos como los del alisado permanente.

  • Seguro has oído que la piel se regenera de noche. Pues así es y lo mismo sucede con el cabello y el cuero cabelludo. Por lo que tu cabello se encontrará más receptivo a la hidratación en horas nocturnas.

 

Estos productos  proporcionan una hidratación intensiva durante 7 u 8 horas. 

El tiempo suficiente para que sus activos penetren tu cabello alisado y lo hidraten correctamente.

 

Incorpora una mascarilla casera a tu rutina de cuidado

mascarilla capilar de aguacate

Internet está lleno de recetas de tratamientos caseros para hidratar el cabello.

Pero, para ser sincera, para la hidratación posterior al alisado permanente solo recomiendo:  La mascarilla de aceite de oliva con aguacate. 

 

Esta mascarilla la uso personalmente cada 15 días y la recomiendo a mis clientas después de aplicarles el alisado permanente.

Y lo mejor es que es súper sencilla de preparar.

  • Bastará que mezcles la pulpa de medio aguacate maduro con una cucharada de aceite de oliva hasta que se integren bien.
  • Después aplica la mezcla en tu pelo 4 dedos más debajo de la raíz y hasta las puntas.
  • Espera 40 minutos y listo, lava tu cabello como de costumbre.

 

Te recomiendo aplicarte esta mascarilla  cada 15 días o una vez al mes en caso de que tu cuero cabelludo sea muy oleoso.

 

En resumen

Para hidratar correctamente tu cabello después del alisado permanente  no necesitas hacer cambios extraordinarios en tu rutina. 

Solo recuerda elegir un shampoo y un acondicionador sin sulfatos y formulado  para cabellos tratados químicamente. 

Hidratar tu cabello con un  sérum o con una mascarilla nocturna  cada semana.

Y proveerle un  extra de hidratación con una mascarilla casera  cada 15 días o una vez al mes.

 

Verás que con esta rutina tu alisado permanente durará mucho más y tu cabello resaltará por su brillo y suavidad.