Cómo Quitar el Alisado Permanente del Cabello Sin Dañarlo

Existen tres métodos para quitar el alisado permanente:

  • Puedes dejar que tu cabello crezca naturalmente. Y esta es la opción más recomendada para revertir el alisado permanente.
  • Podrías cortar tu cabello. Una de las formas más rápidas para eliminar las partes alisadas.
  • También podrías utilizar tratamientos capilares nutritivos, para eliminar gradualmente el alisado.
  • Puedes optar por uno o combinar los tres métodos para lograr los mejores resultados. ¡Recuerda tener paciencia y cuidar tu cabello durante este proceso de transición!

 

TAMBIÉN PUEDES LEER: ¿Cómo Volver a Tener el Cabello Rizado Después de un Alisado?

 

 ¿Quieres quitar el alisado permanente de tu cabello y recuperar tus rizos naturales?  ¡Es posible! Pero ten en cuenta que es un proceso que requiere tiempo y paciencia.

El alisado permanente altera la estructura de tu cabello a nivel químico, por lo que no desaparecerá con unos pocos lavados como otros tratamientos más suaves.

 

Porque el alisado permanente, también llamado alisado químico, implica modificar la estructura natural del cabello mediante productos químicos. Por eso, a menos que el alisado esté mal hecho , no se quitará fácilmente.

 Estos productos rompen y remodelan los enlaces de proteínas, dejando el cabello liso y suave durante meses, incluso después de lavarlo. 

Pero, ¿se puede revertir este proceso? Sigue leyendo para descubrirlo y aprende cómo cuidar tu cabello en el proceso.

 

Qué debes tener en cuenta antes de quitar el alisado permanente

se recorta el pelo para sacar alisado

  •  La paciencia es clave: El proceso de volver a la estructura natural del cabello lleva tiempo. Prepárate para momentos de frustración y sé paciente.
  • El cabello crece desde las raíces: Las nuevas hebras de cabello que crecen desde el cuero cabelludo tendrán la estructura original de tu pelo antes del alisado.
  •  La transición puede tomar meses:  Dependiendo de la velocidad de crecimiento de tu cabello , el proceso puede llevar varios meses.
  • Durante la transición, notarás una diferencia entre las raíces naturales (rizadas) y el cabello alisado. Esta diferencia puede ser notable y causar incomodidad.
  •  Considera cortar tu cabello regularmente: , porque cortar las partes alisadas puede acelerar el proceso de transición, pero dependerá de tus preferencias.
  •  Usa productos para cabello dañado : Los productos formulados para cabello dañado son esenciales durante esta etapa para mantener la salud de tu cabello.
  •  Tratamientos hidratantes:  Aplicar tratamientos hidratantes ayudará a mantener la salud de tu cabello alisado y nuevo durante la transición.

 

¡Con estos consejos, estarás preparada para dejar crecer tu cabello y volver a tu textura natural de manera saludable y hermosa!

 

¡Tres consejos extras que no debes pasar por alto al quitar el alisado permanente!

Controla el daño anterior en tu pelo.

Si tu cabello ha sufrido alisados ​​permanentes frecuentes, es probable que esté dañado. Hidratar y nutrir regularmente tu cabello durante la transición es crucial para su recuperación y el crecimiento saludable del nuevo cabello.

 

Consulta a un estilista antes de quitar el alisado de tu cabello.

estilista corta el cabello después de la queratina

Antes de comenzar el proceso de revertir el alisado permanente, consulte a un peluquero. Él podrá brindarte orientación sobre las mejores opciones según tu tipo de cabello y tu salud actual.

 

Evita productos químicos adicionales

No recurra a productos químicos agresivos para acelerar la transición. Estos podrían causar más daño a tu cabello. Olvídate de la decoloración o la permanente.

Al seguir estas recomendaciones, tu cabello estará en óptimas condiciones para un crecimiento saludable y natural.

 

Conclusiones

Quitar el alisado permanente del cabello es un proceso que requiere paciencia y cuidados. A través del crecimiento natural del cabello y el uso de tratamientos capilares adecuados, es posible revertir gradualmente los efectos del alisado permanente y restaurar la salud del cabello.

Es importante tener en cuenta que este proceso puede llevar tiempo y requiere dedicación. Controlar el daño previo, consulte a un profesional en el salón de belleza y evite el uso de productos químicos agresivos son pasos clave para garantizar un resultado exitoso.

Con paciencia y cuidados adecuados, podrás disfrutar nuevamente de la textura natural de tu cabello y mantenerlo saludable durante todo el proceso de transición.

Recuerda que cada melena es única, así que no te desanimes si el proceso lleva más tiempo del esperado. ¡Lo importante es cuidar tu cabello y mantener sano en cada etapa del camino hacia su recuperación!