¿Cuánto Dura la Decoloración en el Cabello? La respuesta te sorprenderá

Una pregunta crucial para todas aquellas que tienen pensado decolorarse el cabello. Porque, en cuestiones capilares, hay tratamientos más fuertes que otros, más irreversibles que otros. Y hay que saberlo.

 La decoloración es permanente.  Así de simple.

 

 Si no te gusta cómo te queda su efecto súper rubio, si ha resultado en un tono desparejo o si ha virado a un naranja y ahora extrañas tu color natural, la única manera de repararlo es esperar a que tu pelo crezca. 

Por eso, es una excelente idea que leas este artículo, para que sepas a qué atenerte si te vas a decolorar. La decoloración no es un demonio: es el proceso químico necesario si quieres aplicarte un color y tienes el pelo oscuro, o si simplemente quieres lucir sus efectos tal cual son.

Pero  hay que tener ciertos cuidados.  Así que sígueme a lo largo del texto, que te explicaré cómo funciona la decoloración, por qué es permanente y si es lo que conviene ahora para tu cabello.

 

¿Qué es una decoloración?

Proceso de decoloración del cabello en el salón.

 La decoloración es un proceso químico que consiste en barrer por completo el tono del cabello, ya sea el color natural o el tono que se ha conseguido con un tinte. 

En general, la decoloración se utiliza para aplicar un nuevo color en el cabello, de manera que los pigmentos se adhieran y el tono tome de manera pareja. De todos modos, debes informarte a los cuántos días te puedes pintar el cabello después de una decoloración.

 

 Para decolorar, hacen falta dos elementos: peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) y polvo decolorante.  El peróxido, por un lado, se encarga de abrir y preparar la fibra capilar en su estructura profunda. El polvo decolorante, como bien lo indica su nombre, quita los pigmentos del cabello.

Pero no es soplar y hacer botella. Aunque solo estén involucrados dos elementos, cada uno genera una agresión en el cabello y, combinados, pueden resultar una bomba destructiva. Así que  hay que tener en cuenta proporciones, correcta aplicación y el tiempo justo para que las sustancias se activen y no permanezcan más de lo necesario. 

 

Así que  mi consejo será siempre, cuando se trata de decolorar, que acudas a un salón . Los conocimientos de un profesional harán que no termines con los mechones en la mano, con la cabeza anaranjada como una zanahoria y reseca como una escoba de paja. Y, si no te gusta el resultado, prohibido decolorarte de nuevo, porque no sabes cuántas decoloraciones aguanta el cabello.

 

¿Por qué la decoloración es un tratamiento permanente?

La decoloración es un tratamiento permanente, que no se desvanece con los lavados.

Hay varias cosas que debes saber sobre la decoloración del cabello. Como te he explicado más arriba,  los resultados de una decoloración permanecen en el tiempo y, para volver a tu color original, no hay otro camino que esperar a que el pelo crezca.  Los efectos de la decoloración no se suavizan ni se desvanecen con los lavados ni con otro tipo de tratamiento.

Una vez que los productos que se utilizan para decolorar comienzan a hacer efecto en la fibra capilar, los pigmentos naturales o los de una tintura anterior se van eliminando, y ya será imposible volver atrás.

 

Porque  la reacción química generada trabaja con productos oxidantes que abren la cutícula y barren la melanina, quitando el pigmento anterior.  Así es como funciona y por eso es permanente. Ese pigmento natural ya no podrá recuperarse y volver a incorporarse al cabello.

Entonces,  si no te gusta el resultado, lo único que puedes hacer es esperar el nuevo crecimiento de tu cabello.  Sí conviene que, a medida que se produce este crecimiento, vayas recortando las puntas y soportando una melena bicolor.

Tranquila. Aunque sea duro el mientras tanto, no hay mal que dure cien años.

 

¿Qué debes tener en cuenta antes de decolorarte?

Joven observa su cabello para comprobar si está saludable y puede decolorarlo.

Ya te he explicado que la decoloración es un proceso fuerte que puede dañar casi irreversiblemente tu pelo. Y, si bien el cabello crece y en un tiempo volverás a tener tu melena de siempre, lo cierto es que hay que aguantar todo ese tiempo con una cabellera arruinada al punto de parecer una muñeca vieja y maltratada.

Así que, si no quieres pasar por la angustiante situación de esperar quizás más de 5 meses hasta ver una buena porción de tu cabello anterior, mejor toma mis consejos. Te los doy porque tengo experiencia y me he cansado de ver cabelleras arruinadas por decoloraciones mal hechas. Y, ¿acaso conoces cuánto tarda el pelo en recuperarse después de una decoloración?

 

 Antes de decidirte a decolorarte, observa tu cabello, pálpalo, siéntelo. Para que pueda tolerar una decoloración, debe tener buena salud. De lo contrario, quedarás calva.

Así que,  si tienes el pelo quebradizo, opaco y reseco, mejor deja la decoloración para más adelante y ahora concéntrate en hidratar y nutrir tu melena. 

Puedes incorporar a tu rutina de cuidado capilar el uso de aceites, mascarillas hidratantes, uso de shampoo y acondicionador sin sulfatos y la reducción de las herramientas de calor. Averigua cada cuánto hay que ponerse la mascarilla del pelo y los aceites naturales.

 

Ya sabes si puedes decolorarte el cabello, o mejor te conviene esperar un poco y cuidar y preparar tu pelo. Aunque te cueste esperar,  de esta manera estarás previniendo daños terribles en tu fibra capilar, y además asegurando que los resultados de la decoloración sean óptimos. 

Porque, recuerda: la decoloración es permanente, por lo tanto, no podrás revertir resultados erróneos o daños profundos si la haces improvisando, apurada y sin medir las condiciones de tu cabello. Así que, después de decolorar el cabello, infórmate sobre qué se hace.

 

Cierre

Joven se ha decolorado correctamente y tiene el cabello sano.

Ya habrás comprendido que  la duración de una decoloración es permanente.  No hay manera de quitar sus efectos y,  si te la haces con el pelo algo arruinado, la agresión será muy fuerte y la salud de tu cabellera quedará dañada irreversiblemente.   La única manera de sobrellevarla, si sale mal, es esperar. Tu pelo tarde o temprano crecerá, tu color natural volverá a ver la luz y gozará de la salud de todo aquello que renace.

 

Entonces, ahora sabes que  la decoloración no es una decisión que se tome de un momento a otro.  Hay varias cosas a tener en cuenta. Incluso si la haces correctamente, después será obligatorio que cuides y nutras tu cabello para devolverle algo de lo que le habrás quitado.

Con toda esta información a mano, ¿estás segura de que la decoloración es para ti?