¿El aceite de argán se puede dejar en el cabello sin enjuagar? Una experta te cuenta 3 posibilidades

Me encanta aconsejar sobre este tipo de dudas, porque significa que estoy ante alguien que quiere mimar su cabello, que busca alternativas naturales, que comprende de tiempos y procesos.

 El aceite de argán se obtiene de las bayas del árbol de argán, y es un producto con muchísimos beneficios, que se usa no solo en cosmética, sino también en gastronomía. 

 

 En el ámbito del cuidado capilar, sirve para hacer tratamientos de nutrición e hidratación.  Aporta brillo, suavidad, tersura, cuerpo. Es famoso por prevenir los signos de envejecimiento.

Pero, como todo, el aceite de argán no se aplica de cualquier manera ni tampoco conviene abusar de él. Es fantástico, en su justa medida.

¿Quieres aprender a usarlo?

¿Quieres saber si te lo puedes dejar en el cabello sin necesidad de enjuague?

¿Quieres conocer si puede tener algún efecto adverso?

 

Has llegado al sitio indicado. Recorramos juntas los caminitos del argán y lo transformemos en el compañero y aliado de tu cabello.

 

Aceite de argán: un aliado para tu cabello

Aceite de argán para el cabello.

Si no conoces qué es el aceite de argán, para qué sirve y cuáles son sus propiedades, te contaré. Se usa como ingrediente en las fórmulas de productos de salud y belleza capilar, pero también puede aplicarse solo, de manera pura.

 Es un aceite muy suave, cuyo aroma recuerda al lino.  Está conformado por vitaminas, ácidos grasos y otras sustancias, lo cual lo hace un gran antioxidante y un maravilloso hidratante.

 

Ahora bien, sus usos y aplicaciones son tan variados, que  la manera de aplicarlo y el tiempo que lo dejes actuar en tu melena dependerán de lo que tu cabello necesite. Veamos juntas esas posibilidades.

 

1. Para lograr un pelo sedoso y con brillo

Aceite de argán sin enjuague para lograr un pelo sedoso.

 Si lo que buscas es completar una rutina que quite la opacidad a tu pelo y lo deje suave y dócil, bastará con unas gotas bien distribuidas  con las manos en toda tu cabellera.

 Coloca de 3 a 5 gotas en tus palmas, refriega una mano con otra para extender el producto y dar calor, y distribuye en todo tu pelo de manera uniforme. Deja el producto actuando, sin necesidad de enjuague. 

Es decir, lo usarás de manera parecida a una crema para peinar. Verás eliminado el frizz y notarás cómo aparece un brillo natural que amarás.

 

Cuidado con la cantidad.  Si te pasas de 5 gotas, es probable que el cabello empiece a ganar grasitud , pues este procedimiento no se enjuaga. Ahora bien, ten cuidado con lo que hagas después, porque no siempre puede aplicarse otro tratamiento si tienes argán y no lo has enjuagado. Por ejemplo, averigua si te agarra el tinte si traes aceite en el cabello.

 

2. Para lograr un pelo hidratado

Joven se aplica aceite de argán, lo deja actuar y luego lo enjuaga.

 Si tienes el cabello reseco y quebradizo y estás buscando comenzar un tratamiento de nutrición e hidratación, el aceite de argán es una buena manera de comenzar.  Puedes aplicarlo como una mascarilla, solo que el proceso es más económico y fácil.

Si usas plancha y secador a menudo, si tienes algo de daño por tintes o decoloraciones previas y si estás mucho tiempo bajo el sol o al viento, tal vez sea momento de hidratar tu cabello con aceite de argán.

 

Así que  distribuye una pequeña cantidad del aceite en tus palmas hasta que queden oleosas, y esparce todo el producto en tu cabello, masajeando y reforzando la aplicación en las puntas, en donde siempre se nota más el resecamiento y el quiebre.   Déjalo actuar entre 20 minutos y 2 horas, según el grado de sequedad de tu pelo  (y del tiempo con el que cuentes, por supuesto).

En este lapso, el aceite de argán devolverá a tu cabello la hidratación perdida y le aportará nutrientes fundamentales.

 

 Si lo deseas, puedes pasarte un peine ancho luego de colocar el aceite, así llega mejor a cada hebra. Y lo puedes aplicar tanto con el pelo seco como húmedo. 

Para esperar a que el argán se absorba y sea asimilado, puedes cubrir tu cabeza con un gorro de ducha o de natación, con una toalla e incluso con un pañuelo. Esto aportará el calor necesario.  Fácil, ¿no?

 

Pasado el tiempo de espera,  enjuaga tu cabello (es decir, no lo dejarás permanentemente como en la opción anterior). Hazlo con agua tibia. Si ves que quedan residuos oleosos o tu pelo está un poco pringoso al tacto, puedes aplicar una pequeña cantidad de shampoo. 

Si con una sola aplicación tu cabello no recupera del todo la hidratación,  puedes repetir el procedimiento una o dos veces por semana, hasta que logres los resultados que esperas. 

 

3. Para lograr una reparación profunda

Joven se aplica aceite de argán y lo deja actuando toda la noche.

 Si tu cabello está realmente dañado, porque viene sufriendo tratamientos químicos sucesivos y falta de cuidados, tienes la opción de utilizar el aceite de argán dejándolo actuar toda la noche. 

Te darás cuenta de que tu melena está muy arruinada si ninguna crema o ampolla (es decir, tratamientos de nutrición suaves) solucionan el frizz.

 

Además,  si te cortas las puntas y siguen abiertas, si las hebras se quiebran en distintos puntos, si no encuentras manera de peinarte porque las puntas parecen una escoba y los largos no presentan forma definida, el daño es grave.  Y, por último, si ya ni te acuerdas cómo es un pelo suave o con brillo.

Entonces, si este es tu desesperante caso, pues encontrarás en el aceite de argán casi un superhéroe capilar.

Planea una noche en la que estés dispuesta a mimar tu cabellera.  Distribuye una buena cantidad de aceite en todo tu pelo, sin insistir en las raíces. Masajea lentamente durante 3 a 5 minutos. Ahora sí, coloca unas gotas en las raíces y masajea el cuero cabelludo.   Cubre tu cabeza con gorra de baño, pañuelo o toalla. Vete a dormir con la seguridad de haber creado un pequeño spa para tu melena. La noche hará su magia.

Porque, durante la noche, mientras descansamos, el cuerpo se ocupa de hacer pequeñas reparaciones. Por eso el reposo es tan importante para la salud y la belleza.

 

 Por la mañana, enjuaga todo tu cabello con abundante agua tibia. Ayúdate con un peine grueso para barrer los restos del producto. Repite el enjuague si fuera necesario y, si notas el pelo aceitoso, utiliza un poco de shampoo.   Para recuperar la salud de tu pelo y revitalizarlo de verdad, haz este proceso una vez por semana durante un mes y medio , y realmente notarás la diferencia. Porque ten en cuenta que los daños dependen de los procesos que hayamos aplicado, por ejemplo, el pelo tarda en recuperarse después de una decoloración.

 

Cuándo NO usar aceite de argán

Mujer no puede usar aceite de argán en el cabello.

Como experta en salud capilar, aunque amo el aceite de argán y siempre lo recomiendo, es mi responsabilidad también contarte en qué casos no deberías usarlo, porque sus efectos serán negativos.

En principio,  si tienes piel irritable o sensible, haz una pequeña prueba con una gota. Porque si usas el aceite de argán en cantidad, y sumado a esto no lo enjuagas, puede provocarte enrojecimiento, picazón y ronchas. 

 

Por otro lado,  si tu cabello tiende a graso y sueles tener caspa, el aceite de argán podría producirte más caspa y descamación, exceso de grasitud y dejar tu cabello pesado y compacto. 

Estas condiciones son llamados de atención para que consultes a un profesional, por ejemplo a un dermatólogo, para que te indique productos farmacéuticos específicos y rutinas especiales.

 

Para cerrar

Aceite de argán como tratamiento capilar con y sin enjuague.

Te he explicado todos los beneficios de este maravilloso producto que es  el aceite de argán. Si tu duda era si podías dejarlo actuar en tu cabello sin enjuagarlo, la respuesta es sí, pero no siempre.   Solo puedes dejarlo si aplicas unas gotas, para lograr brillo y suavidad. 

 

 Ahora bien, si lo que necesitas es hidratarlo o repararlo profundamente, el tiempo de asentamiento del producto será mayor (de 20 minutos a toda la noche), pero debes enjuagarlo luego. De lo contrario, solo ganarás grasitud y opacidad. 

Ya conoces cómo usar el aceite de argán para el pelo y sus ventajas. ¡Es el momento de agregarlo a tu estante de productos capilares, de una vez para siempre!