¿Es seguro el tratamiento de keratina durante la lactancia? Sólo tu médico puede decirlo

  • La mejor manera de saber si puedes hacerte un tratamiento de keratina durante la lactancia, es consultando con el pediatra de tu bebé.
  • Averigua los ingredientes del tratamiento y llévalos a la consulta para obtener una opinión profesional.
  • Evite los tratamientos que contienen formaldehído, ya que pueden tener efectos negativos en la lactancia y causarte alergias.
  • Opta por tratamientos orgánicos y naturales para asegurar la seguridad tanto para ti como para tu bebé. En este artículo, exploraremos en detalle todas estas consideraciones para que puedas tomar la mejor decisión.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER: Keratina Sin Formol: 5 Marcas Recomendadas por una Peluquera Profesional

 

 ¿Quieres saber si puedes aplicar en tu cabello un tratamiento de keratina durante la lactancia? 

 

Es natural que surjan preguntas sobre la seguridad de los tratamientos de belleza durante la lactancia , como el tratamiento de keratina.

El tratamiento de keratina es conocido por sus efectos alisadores y su capacidad para restaurar y fortalecer el cabello.

 

Sin embargo, si estás amamantando, es crucial tomar precauciones adicionales debido a la posibilidad de que los productos químicos presentes en el tratamiento puedan afectar tanto a la madre como al bebé.

Para determinar si es seguro realizar un tratamiento de keratina durante la lactancia,  es fundamental consultar con el pediatra del bebé y obtener su opinión experta. 

madre consulta con el pediatra durante la lactancia

El pediatra podrá evaluar los posibles riesgos y beneficios del tratamiento en función de la salud de la madre y del bebé, así como de los ingredientes específicos del producto de keratina.

Es importante recordar que algunos tratamientos de keratina contienen formaldehído, un compuesto químico que puede ser perjudicial, especialmente durante la lactancia.

El formaldehído ha sido asociado con efectos adversos para la salud, como irritación en la piel y las vías respiratorias, y su uso durante la lactancia puede representar un riesgo para el bebé.

 

Por esta razón,  se recomienda evitar los tratamientos de keratina que contienen formaldehído mientras se está amamantando . En su lugar, se pueden considerar opciones más seguras y naturales que no pongan en riesgo la salud de la madre ni del bebé.

 

Existen numerosos tratamientos capilares orgánicos y libres de químicos que pueden brindar resultados efectivos sin comprometer la lactancia ni la salud de la madre.

Si estás amamantando y estás considerando realizar un tratamiento de keratina, es fundamental consultar con un profesional de la salud y buscar alternativas seguras y naturales. La salud y el bienestar tanto de la madre como del bebé deben ser siempre la máxima prioridad.

 

¿Es seguro hacer la keratina durante la lactancia? Solo el médico de tu bebé puede autorizarlo

experta aplica tratamiento de queratina

Antes de someterte a cualquier tratamiento de keratina mientras estás amamantando, es crucial obtener la aprobación del pediatra de tu bebé.

Aunque no sea un experto en belleza capilar, el médico comprende los posibles riesgos para la salud que pueden surgir de estos tratamientos y su impacto en la lactancia.  Optar por tratamientos naturales y orgánicos durante este período es una elección inteligente para garantizar la seguridad de la lactancia. 

Entonces, ¿puedes hacerte la keratina si estás amamantando?

 

Aunque los tratamientos de keratina han sido criticados debido a su contenido de formaldehído, no todos son iguales.

Es esencial revisar detenidamente los ingredientes del producto y seleccionar opciones seguras que no comprometan la lactancia ni la salud del bebé.

 

Ingredientes de la keratina: ¿Cuáles son seguros y qué evitar durante la lactancia?

prueba de formol en laboratorio

Los tratamientos de keratina pueden contener una variedad de ingredientes químicos, algunos de los cuales se consideran seguros durante la lactancia.

 El hidróxido sódico, hidróxido de litio, hidróxido de calcio o tioglicolato de amonio son ejemplos de ingredientes que no son mutagénicos y se consideran seguros para su uso. 

Sin embargo, aquellos que contienen formaldehído, glutaraldehído u otros liberadores de formaldehído pueden presentar riesgos, ya que tienen el potencial de ser cancerígenos.

 

Aunque los químicos en la keratina no afectan directamente la lactancia, existe la posibilidad de que puedan afectarla indirectamente a través de la absorción dérmica y la entrada al torrente sanguíneo.

Aunque no hay certezas científicas,  muchos médicos recomiendan evitar los tratamientos de keratina durante la lactancia para prevenir cualquier riesgo potencial para la salud de la madre y el bebé. 

En mi experiencia, siempre es mejor priorizar la seguridad y buscar alternativas seguras para mantener el cabello hidratado durante la lactancia.

 

Tratamientos y productos capilares seguros durante la lactancia

Kativa mascarilla de queratina para usar durante la lactancia.

Cuando se trata de elegir tratamientos capilares seguros durante la lactancia, tienes varias opciones confiables.

Desde  ampollas hasta mascarillas en crema,  hay una amplia gama de productos disponibles que son seguros para usar mientras amamantas.

 La fitoqueratina es una alternativa natural muy eficaz.  Esta proteína, derivada del trigo, nutre, repara e hidrata el cabello de manera similar a la keratina, pero sin los posibles riesgos asociados con los tratamientos químicos.

Además, puedes incorporar proteína de trigo pura en tus productos capilares para potenciar sus beneficios . Aunque es tentador experimentar con tratamientos caseros, es preferible optar por alternativas probadas y seguras disponibles en el mercado.

 

Conclusiones

En 25 años de experiencia en mi salón, presencié diversas actitudes hacia el cuidado del cabello durante el embarazo y la lactancia.

Algunas mujeres optan por medidas extremas, mientras que otras no temen experimentar con tratamientos capilares. Sin embargo, en mi salón, seguimos políticas estrictas, como obtener la autorización del obstetra de cada cliente antes de realizar cualquier tratamiento.

En conclusión, la seguridad durante la lactancia es primordial, y se recomienda optar por productos capilares sin químicos agresivos. ¡Adelante, busca siempre el bienestar de ti y tu bebé!