¿La keratina se activa con el calor? Consejos de una peluquera

Claro,  el tratamiento de keratina se activa con calor, porque esto ayuda a abrir las cutículas capilares para que el producto ingrese y repare desde las capas más internas del cabello .

 

Si tienes el cabello con frizz o quebradizo, o no encuentras la manera de peinarlo porque es rebelde y encrespado, entonces la keratina es la mejor opción que podrías elegir. Aunque, para que consigas con ella la melena lisa, sedosa y brillante que siempre soñaste, debes conocer algunos secretitos.

 El calor para sellar la keratina se aplica con secador y plancha . Pero ¡cuidado!

No se hace de cualquier manera, porque podrías cometer errores que arruinen los efectos del tratamiento o provoquen daños en tu cabellera.

 

Si quieres transformarte en una experta de la keratina y conocer algunos secretos para que este tratamiento tan beneficioso te dé los mejores resultados y sus efectos sean duraderos, lee completo este artículo.

 Te contaré por qué la keratina se activa con calor y te regalaré los mejores tips para que uses la plancha de la manera correcta. 

 

¿Por qué la keratina se activa con calor?

El calor del secador y plancha activan la keratina.

Seguramente ya sabes para qué sirve la keratina y qué es. Lo que no hay que olvidar es que  el tratamiento de keratina se completa con el calor final. Sin él, no habrá ningún beneficio.

Una vez aplicado el producto, las fases de secado y planchado del cabello son cruciales .

 

 El calor abre la cutícula capilar y la keratina penetra hasta lo profundo de la estructura del cabello .

Y eso es fundamental para que el tratamiento surta los efectos esperados. Porque, si has decidido hacerte una keratina, seguramente estás buscando una reparación profunda y duradera. Ahora bien, tal vez ya tienes el cabello muy dañado, así que mejor será averiguar si se puede hacer keratina en cabello maltratado.

 

Si quieres que esta reparación y fortalecimiento sean realmente tales y duren lo que deberían, entonces  la reconstrucción debe comenzar desde el interior hacia el exterior de cada hebra. Por eso es importante abrir la cutícula y que la keratina trabaje desde lo profundo .

 

Así que son las herramientas de calor, bien usadas, las que sellan la keratina y consiguen el efecto final: una melena suave, sedosa y llena de brillo.

Por eso, es muy importante que el tratamiento de keratina sea aplicado en el salón, porque son los profesionales los que saben exactamente cuándo y cómo usar el calor como sellador.

 

 El secado con secador y el alisado con plancha, inmediatamente después de aplicado el producto, son los momentos mágicos de activación de la keratina .

Entonces, si decides hacerlo en casa, deberás seguir al pie de la letra las instrucciones del fabricante y tener muy en cuenta estos detalles que te estoy contando.

 

Y, atención aquí, porque esto es importante no solo al final del tratamiento, sino que estarás activando la keratina las veces siguientes que uses la planchita.

Pero, te repito, debe estar bien usada para que el pelo te quede radiante, como en el mismo día que te aplicaste la keratina. Ahora bien, si te hiciste la keratina y tienes frizz, puede haber otras causas.

 

Tips para usar la plancha correctamente luego de la keratina

Luego del tiempo de exposición del cabello a la keratina, viene el momento de secado con calor. Y, después de eso, la planchita. Pero hay maneras y maneras de usar la plancha.

A veces, un error en este paso de activación puede arruinar los efectos de la keratina. Veamos juntas los errores frecuentes y qué hacer para no cometerlos.

 

Primer error: ignorar las instrucciones del fabricante

Joven contenta porque para aplicarse la keratina siguió las instrucciones y le dio resultado.

Cada producto de belleza capilar está diseñado para que funcione de determinada manera. Y, para que eso ocurra, el fabricante incluye instrucciones muy precisas que tienen que ver, sobre todo, con formas y tiempos de aplicación.

 Mi mejor consejo con respecto a esto es que sigas al pie de la letra las instrucciones .

Me he cansado de escuchar clientas que se quejan de que los productos no les dan los resultados esperados. Y, cuando les pregunto si han seguido las instrucciones, no saben qué responderme.

 

Puede parecerte que una diferencia de 15 minutos no tiene importancia, o un paso salteado o alterar alguna proporción no interesan demasiado. Sin embargo, en belleza capilar, cada segundo cuenta, cada gramo hace la diferencia.

Así que  asegúrate de leer correctamente las instrucciones y seguirlas a rajatabla .

 

Segundo error: plancha muy caliente

Mujer con el cabello arruinado por usar la plancha demasiado caliente luego de la keratina.

 Usar la plancha a temperatura demasiado alta puede ocasionar sequedad y fragilidad en tu cabello , lo que derivará en una melena quebradiza, con las puntas abiertas y carente de brillo. Justamente lo que querías evitar con la keratina.

Pero, antes de hablarte de la temperatura de la plancha, tienes que saber que  debes tener el cabello bien seco. No puede estar húmedo al pasar la planchita , porque esto daña profundamente el pelo. ¿Sabes qué pasa si te planchas el pelo mojado?

 

No te imaginas los daños que puedes ocasionarle.

Lo mejor que puedes hacer, luego, es  ajustar la temperatura de la plancha. Para cabello grueso y tirando a graso, la temperatura puede ser un poco más alta que para cabellos finos o dañados .

Es cierto que la keratina se activa y se sella con calor, pero tampoco se trata de carbonizar tu pelo. Entonces, mejor seguir ciertos consejos.  No conviene superar los 230º C, y tampoco bajar tanto la temperatura como para que la keratina no se active. Así que lograr un equilibrio es el objetivo .

 

El problema con el que te puedes encontrar, si te haces la keratina en casa, es que tu plancha doméstica no tenga regulador de temperatura. En ese caso, amiga, lo mejor que podrías hacer es acudir al salón y hacer todo el tratamiento allí.

 

Tercer error: olvidar proteger el cabello del calor

Joven con tratamiento de keratina se aplica protector térmico antes de plancharse.

El protector térmico es un gran aliado de la belleza capilar. Sucede que, en ocasiones, es un olvidado entre los productos. Mi mejor consejo es que lo uses, que lo transformes en parte de tu rutina. ¿Sabes qué pasa si te planchas el pelo sin protector térmico? No querrás experimentarlo.

 Antes de usar la plancha para activar la keratina, entonces, aplícate un protector térmico. Estarás generando una barrera protectora para evitar la pérdida de humedad , pero dejando que el calor necesario actúe para activar y sellar la keratina.

 

Así que, la mejor manera de proteger el cabello de una quemazón con la plancha, más allá de que hayas ajustado la temperatura, es dividirlo en secciones y aplicar protector térmico en cada sección.

Recién entonces podrás plancharte cada parte, procurando tomar mechones pequeños, así evitas tener que pasar muchas veces por la misma sección, aunque tienes que saber cuántas veces se debe pasar la plancha para la keratina. Hazlo lentamente. Mejor lento y en mechones pequeños.

 

En síntesis

Joven conoce los secretos para activar correctamente la keratina con el calor de la plancha.

Si tienes el cabello reseco y dañado, quizás te hayas decidido por una keratina. Primero averigua si es realmente necesario un tratamiento de keratina para tu tipo de pelo.

Si te decidiste y vas a hacerlo, ya sabes que la keratina se activa y se sella con el calor de la plancha.  Luego de la aplicación del producto, es necesario un secado completo con el secador y, al finalizar, la planchita .

 

Pero hay que hacerlo de la manera correcta, evitando errores, para  impedir que el calor excesivo o demasiadas pasadas arruinen el cabello .

Es decir, hay que  lograr el equilibrio justo para que el trabajo de la planchita active y selle la keratina, pero para que su calor no sea contraproducente .

Tu objetivo debe ser lograr una melena sedosa, brillante e hidratada, sin comprometer su salud a corto y largo plazo.