¿La mascarilla se echa en el pelo mojado o seco? Una peluquera te saca la duda

  • La clave para que la mascarilla funcione a la perfección es echarla en el cabello húmedo.
  • Esto se debe a que necesitas asegurarte de que tu cabello esté limpio para que los nutrientes puedan penetrar en la cutícula y brindarle los beneficios que necesita.
  • Sin embargo, hay excepciones a esta regla. Si estás utilizando aceites como el de argán o coco para una hidratación profunda, deberás aplicar la mascarilla en el cabello seco.
  • Pero no te preocupes, ¡te contaré más sobre eso en un momento!

Aquí,  nutriendo tu cabello pero preguntándote si la mascarilla se echa en el pelo estás mojado o seco. 

A ver, pensemos un momento.

 

Imagina que estás limpiando los pisos de tu casa. ¿Qué haces primero?

Probablemente, barras para quitar el polvo y la suciedad antes de aplicar cualquier producto de limpieza. De lo contrario, ¿qué pasaría?

 

Las partículas de suciedad quedarían atrapadas, impidiendo que el piso quede verdaderamente limpio y brillante.

Lo mismo sucede con tu cabello. Antes de aplicar una mascarilla capilar para hidratarlo, es crucial prepararlo adecuadamente. De lo contrario,  el tratamiento no penetrará adecuadamente en la cutícula y no obtendrá los resultados deseados. 

Las mascarillas son como tratamientos intensivos para tu cabello, pero para que funcionen como esperas, es importante saber cómo aplicarlas.

A continuación, te explicaré cómo hacerlo en cabello húmedo, cuáles son las mascarillas que debes aplicar en cabello seco y con qué frecuencia usarlas.

 

¿Por qué echar las mascarillas en el cabello mojado?

mujer echa mascarilla en pelo húmedo

La respuesta es más importante de lo que crees. Cuando lava tu cabello, elimina la suciedad y la grasa acumulada, pero ¿te ha detenido a pensar en la contaminación ambiental?

Cada día, minúsculas partículas de polvo y suciedad se depositan en tu cabello, incluso sin que te des cuenta. Es como cuando limpias tu rostro antes de aplicar una crema hidratante, ¿verdad? Lo mismo aplica para el cabello.

Además,  el agua abre los poros de la piel y la cutícula capilar, permitiendo una mejor absorción de los agentes humectantes de la mascarilla . Y no olvidemos la consistencia cremosa de la mascarilla, que facilita el desenredado y evita la rotura del cabello.

Entonces, ¿cómo aplicarlas?

  •  Después de lavar tu cabello con shampoo, envuélvelo en una toalla para quitar el exceso de agua .
  • Aplica la mascarilla de raíz a puntas y déjala actuar mientras disfrutas de tu serie favorita.
  • Después, enjuaga con agua tibia y ¡listo!

 

Y cuando se trata de elegir la mascarilla adecuada, ten en cuenta las necesidades específicas de tu cabello: la keratina para cabello dañado, la seda, para repararlo de tratamientos químicos recientes y las proteínas para cabello fino o con mucha caída.

Pero, ¿qué pasa si utilizas aceites como mascarilla? Te lo contaré en un momento.

Si utilizas aceites como mascarillas debes aplicarlos en el cabello húmedo

mascarilla de aceite en pelo seco

¿Has oído hablar de los aceites de coco y argán?

Son verdaderos salvadores para el cabello, pero hay una regla importante:  siempre se aplican en cabello seco .

¿Por qué?

 

Porque el agua y el aceite no se mezclan, ¿verdad? Si aplicas estos aceites en cabello húmedo, el aceite simplemente resbalará sobre la superficie y no logrará hidratarlo adecuadamente.

 Cuando digo cabello seco, me refiero a cabello limpio y seco después de lavarlo con shampoo.  La suciedad puede obstruir la absorción del aceite, así que asegúrate de que esté limpio.

¿Cómo aplicarlo? Después de lavar tu cabello, sécalo con un secador o al aire. Luego, aplica el aceite de medios a puntas, evitando las raíces para evitar el exceso de grasa.

¿Qué aceite elegir? Ambos nutrirán tu cabello, pero el aceite de coco proporcionará suavidad y brillo, mientras que el de argán lo hidratará y eliminará el frizz.

 

¿Con qué Frecuencia Deberías Usar Mascarillas Capilares?

mascarilla capilar, pelo y cepillo

La frecuencia de aplicación de las mascarillas capilares varía según el estado de tu cabello.

  •  Si está muy dañado , úsalo una vez por semana.
  •  Si el daño es moderado , cada dos semanas.
  •  Si solo necesitas hidratación , una vez al mes bastará.

 

Para cabellos secos, y si utilizas aceite de coco o argán, puedes aplicarlos diariamente después de lavar y secar el cabello. Esto es ideal para mantenerlo hidratado sin dañar el tinte.

¿Quieres un truco adicional? Combina mascarillas cremosas y aceites en días alternos para cabellos muy dañados. Pero nunca los uses juntos. Por ejemplo, una máscara hoy y aceite mañana.

Esta combinación acelerará la recuperación de tu cabello, haciéndolo más fuerte y saludable en poco tiempo. ¡Verás resultados sorprendentes!

 

Conclusiones

Ahora que conoces todos los secretos sobre el uso de mascarillas capilares y aceites, estás un paso más cerca de tener un cabello radiante y saludable.

Recuerda, la clave está en adaptar tu rutina de cuidado capilar a las necesidades específicas de tu cabello. Ya sea que necesites reparar daños, hidratarlo o simplemente mantenerlo saludable, hay una mascarilla o aceite perfecto para ti.

Así que no esperes más, incorpora estos tratamientos a tu rutina de cuidado capilar y observa cómo tu cabello se transforma, recuperando su brillo, suavidad y vitalidad. ¡Tu melena lo agradecerá!