Como hacer un lavado de color con shampoo y decolorante en 8 pasos

Seré muy honesta con este tema, sin minimizar las dificultades que tiene el lavado de color cuando lo aplicamos en casa.

Lo que sucede es que es un proceso atractivo y muchas mujeres lo prueban. Pero no siempre los resultados son satisfactorios y tienen que salir corriendo al salón para arreglar el desastre.

 El lavado de color sirve para aclarar el cabello dos o tres tonos, por eso es bastante menos agresivo que la decoloración , que aclara cuatro o cinco números. De todos modos, el pelo sufrirá consecuencias.

 

Si no utilizas las proporciones exactas, si no respetas los pasos del proceso y si no tienes ciertos cuidados, tu cabello resultará dañado y terminarás irremediablemente en el salón.

Entonces,  como experta en coloración, no recomiendo que te hagas un lavado de color en casa, pero si estás decidida a hacerlo y eres valiente, por favor lee mis consejos y sigue al pie de la letra las instrucciones. 

Confío en tu buen criterio y en que serás prolija a la hora de aplicarlo. Comenzaremos entendiendo cómo funciona el lavado de color, y luego te daré en detalle las instrucciones específicas.

 

¿Para qué se usa el lavado de color con shampoo y decolorante?

Joven duda si hacerse un lavado de color.

El lavado de color es un proceso químico que sirve, en general, para corregir algún tinte que salió mal o aclarar unos tonos el cabello.

Para que lo comprendas, específicamente,  sirve para aclarar el pelo para aplicar un color nuevo, o aclarar unos tonos y corregir tintes , en caso de desearlo. Por ejemplo, si te aplicaste un tinte cenizo, viró al verdoso y deseas quitar el verde.

Como no es fácil aplicarlo y puede resultar agresivo, no recomiendo el lavado de color si nunca has usado productos químicos o nunca te has aplicado una coloración por ti misma.

Tampoco lo recomiendo si tienes el cuero cabelludo sensible o si tu melena está muy dañada por tratamientos químicos anteriores.

 

Y mucho menos si no tienes tiempo para un cuidado intensivo luego de la aplicación, que incluya nutrición e hidratación profundas.

Porque como hay que usar decolorante y dejar actuar por bastante tiempo,  el proceso puede causar no solamente alergias, sino también desgastar demasiado la fibra capilar y resecar mucho las puntas. 

Ya sabes que no es un proceso tan fuerte como la decoloración, luego de la cual el pelo tarda en recuperarse, pero no todos los cabellos lo soportan.

 

Lavado de color con decolorante y shampoo paso a paso

Si te has decidido a hacerlo en casa porque necesitas aclarar tu pelo para aplicar un tinte o bien buscas corregir un color, la buena noticia que te doy es que  los materiales son muy fáciles de conseguir. 

Incluso seguramente tienes algunos de ellos en tu estante de productos y utensilios capilares.

Así que lee con mucha atención esta parte del artículo, porque cada detalle es importante para obtener el resultado que esperas.

 

Ingredientes

Materiales para hacer lavado de color.

  •  Shampoo hidratante.  Puedes hacerlo con un shampoo clarificante para potenciar el efecto, pero realmente recomiendo un shampoo hidratante, que es lo que tu cabello necesita en este caso, pues la nutrición y protección de la fibra capilar durante la aplicación no son una cuestión menor.
  •  Polvo decolorante  de alguna marca reconocida.
  •  Revelador de 10, 20 o 30 volúmenes.  No tientes al peligro comprando uno de mayor volumen, porque acabarás calva.
  •  Guantes protectores. 
  •  Gorro de ducha. 
  •  Recipiente plástico. 
  •  Pincel aplicador para tintura. 

 

Instrucciones

Mezcla de decolorante para lavado de color.

Como ya te he explicado al principio, esto no se trata de soplar y hacer botellas. Es un proceso en el que debes estar atenta para no confundir proporciones, y cada acción cuenta.

Así que toma nota y repasa para evitar confusiones.

  1. Ponte guantes y enciende tus antenas.
  2.  Prepara la mezcla decolorante: coloca, en un recipiente plástico, dos medidas de revelador con una medida de polvo decolorante. Es decir, la proporción es 2 a 1 , cualquiera sea la unidad de medida o recipiente que uses.
  3.  Agrega el shampoo hidratante a la mezcla decolorante que hiciste en el paso anterior. La proporción ahora es de 3 a 1.  Para esto, deberás medir la mezcla decolorante que has hecho. Supongamos que de ella tienes una cucharada, pues entonces agregarás tres cucharadas de shampoo. Revuelve hasta lograr homogeneidad. Ya tienes lista la mezcla del lavado de color.
  4. Llegó el momento de la aplicación. Para esto,  moja tu cabello y escúrrelo bien. Aplica con el pincel toda la mezcla, empezando por las puntas y barriendo el producto hacia los largos. Es decir, el lavado de color se aplica de abajo hacia arriba. Esto puede resultar un poco dificultoso, así que ten paciencia e intenta ser prolija.
  5.  Enrosca todo tu cabello sobre sí mismo y cubre tu cabeza con el gorro de ducha.  Así, mantendrás el calor necesario.
  6.  Deja actuar durante 45 minutos. Si quieres, puedes ir controlando cómo avanza el proceso, lo cual se verá a simple vista y, en caso de ser necesario, interrumpes antes de los 45 minutos.
  7.  Enjuaga tu cabello con agua tibia ayudando con tus dedos a quitar todo resto de producto.  Por supuesto, notarás que al enjuagar se produce mucha espuma. No olvides que la mezcla contiene shampoo.
  8.  Lava tu cabello como de costumbre, pero deja actuar un rato más de lo habitual el acondicionador, de manera de aportar hidratación y suavidad.

 

Post lavado de color: rutina de hidratación obligada

Aplicar aceites luego del lavado de color con shampoo y decolorante.

Ya sabes que el lavado de color, aunque es más suave que una decoloración, puede resultar agresivo.

Así que no pases por alto este consejo, que tiene que ver con incorporar una rutina de cuidado e hidratación si no quieres que a los pocos días de haber aplicado el lavado de color tu melena luzca opaca, comience a quebrarse y pierda salud.

 Utiliza mascarillas reparadoras una vez por semana y aplica aceites naturales; es muy fácil usarlos. Evita el uso excesivo de herramientas de calor.   Si vas a teñir tu pelo nuevamente, espera de 15 a 20 días  para darle tiempo a que se recupere y tome fuerza. Y ni se te ocurra repetir el lavado de color o hacer una decoloración; tu cabello no lo aguantará.

 

Cierre

Mujer contenta con su lavado de color.

Te repito que, si nunca te has hecho color por ti misma o si tienes el cabello demasiado arruinado, mejor no te hagas un lavado de color. Ve al salón y ponte en manos de un profesional.

Si estás decidida a hacerlo en casa y leíste el artículo completo, ya tienes buen conocimiento de cómo funciona, de los elementos necesarios y de los pasos exactos a seguir.

Deberás ser cuidadosa y estar atenta, sobre todo para respetar proporciones y tiempos.