¿Te han matizado el pelo y no te gusta el resultado? Haz esto hoy

 Un matizado de cabello es un tratamiento que busca neutralizar el tono para profundizar un color, emprolijarlo y evitar reflejos indeseados. En especial, corrige esas mechas verdosas, anaranjadas o amarillentas  que suelen aparecer en el cabello teñido.

Bien elegido el tono y bien aplicado, el matizado funciona perfectamente y logra frescura y naturalidad en el color. El problema es cuando vimos el color en una foto, pero al aplicarlo en nuestro cabello, no queda como esperábamos.

Porque  no todos los cabellos son iguales, ni todos los tonos de matizador actúan de la misma manera en todas las melenas. 

 

Como colorista, he recibido muchas mujeres que han quedado disconformes con el tono que el matizador les ha dejado. Y hay que corregirlo.

Por eso, si te han hecho un matizado en el salón y al llegar a casa no te ha convencido, no intentes arreglarlo por tu cuenta. El profesional seguramente sabe mucho de belleza capilar, te recibirá nuevamente, podrá comprender por qué ese tono no te sienta y te aconsejará otro.

 

Ahora bien, si el matizado lo has hecho tú en casa, pues entonces tendré que explicarte cómo solucionar el problema, porque no todos los casos se resuelven de la misma forma.  Todo depende del color al que haya virado tu matizador… y eso nos dirá qué color de shampoo usar para arreglarlo. 

Es decir, esta guía es un arcoíris de soluciones para tu pelo. ¡Sígueme desde los rojos a los naranjas, de los violetas a los amarillos, y llegaremos a la magia de la coloración!

 

Soluciones para un matizado que no te gusta

Matizado estridente debe ser corregido.

Si te has hecho un matizado y no te convence, debes determinar exactamente qué es lo que no te gusta. En general, la respuesta se divide en dos.

 Por un lado, tal vez lo que no te convence es la intensidad del matizado. Es decir, ha quedado demasiado luminoso, demasiado estridente.  Sientes que eres una guirnalda navideña.

 Por otro lado, lo que suele no gustar de un matizado es que el tono no es el esperado.  Es decir, lo has elegido por una foto o por la cartilla de colores, pero en tu pelo no ha quedado como esperabas. Quizás ha quedado muy rojizo o anaranjado si elegiste un tono cálido.

 

Teniendo en cuenta estas dos situaciones, abordaremos las opciones que tienes para resolverlo.

Empecemos por la primera, que es la más sencilla. Luego seguiremos por el problema del tono, y ahí se nos abrirá el camino hacia cuatro posibilidades diferentes, según de qué tono se trate.

 

  1. Matizado demasiado intenso y estridente

Matizado se desvanece con los lavados.

Esta solución es súper fácil;  solo necesitas paciencia durante una semana o diez días.  Y no hacer nada mientras tanto. Bueno, únicamente necesitas no enojarte cuando te mires al espejo.

 Después de dos o tres lavados de tu cabello, el brillo excesivo que te ha dejado el matizado perderá intensidad.  Los destellos de más irán disminuyendo, hasta que toda la tonalidad se unifique con un dejo más natural.

 Es decir, con los lavados habituales, el matizador se va y esa estridencia se corrige sola. 

 

  1. Tono no esperado

Colores complementarios para shampoo matizador.

En este caso,  la solución es usar un shampoo matizador para eliminar esas mechas o reflejos de la tonalidad indeseada que te han quedado luego del matizado. 

La función del shampoo matizador es neutralizar los tonos incorrectos, unificando y emparejando, dejando el cabello con un brillo natural.

 Su ventaja es que no contiene revelador ni peróxido, entonces no será agresivo para tu cabello ni desvanecerá el color.  En general, el shampoo matizador no estropeará tu pelo.

¿Y cómo se usa un shampoo matizador?

 

Muy fácil. No hace falta que esperes, sino que, apenas notes que no te gusta cómo te ha quedado el matizado, comienza a utilizarlo.

 Una o dos veces por semana, de la misma manera que usas tu shampoo habitual, lava tu pelo con shampoo matizador, solo que debes dejarlo actuar de tres a cinco minutos. 

Y como su eficacia es gradual,  observa cómo va cambiando el tono de tu pelo a lo largo de los lavados, hasta que ya no lo necesites más. 

Presta ahora atención al shampoo matizador que deberás elegir, según sea el tono que no te agrade en tu cabello.

Si te has dado cuenta, en cada opción estarás usando el color complementario del tono que quieres corregir. Estos colores son opuestos dentro del círculo cromático y, por eso, en coloración capilar, logran neutralizarse.

 

¿Cuándo puedes volver a hacerte un matizado luego de corregir el anterior?

Mujer acude a salón para hacerse un matizado.

Luego de que hayas quitado esos tonos que no te gustaban, ya sea porque tu cabello estaba muy estridente o porque el tono específico que había adoptado era el incorrecto,  espera al menos dos semanas. 

Y, por supuesto, siempre recomiendo que lo hagas en el salón. Ahora, eligiendo correctamente el tomo de matizador que te sentará bien.

¿Y por qué conviene esperar un poco?

 

Pues, porque aunque la corrección con shampoo matizador no contiene peróxido entonces no resulta agresivo, recuerda que el matizado anterior sí implicó un proceso químico.

Así que, aunque no parezca,  tu cabello debe descansar un poco para recuperarse y ganar hidratación antes de recibir un nuevo tóner. 

Entonces aprovecha y, además de disfrutar de cómo has corregido los tonos indeseados, mima un poco tu pelo y  lleva a cabo, durante esas dos semanas de espera, una rutina nutritiva.  Eso preparará tu cabello para que el próximo matizado sea perfecto.

 

En síntesis

Mujer aprende colores de shampoo matizador.

Si has prestado atención a este artículo, verás que la solución a un matizado que no te ha gustado es bastante sencilla. Primero,  identifica si lo que no te gusta es la intensidad y estridencia, o el tono que tu cabello adquirió. 

 En el primer caso, solo espera a que los lavados cotidianos suavicen ese brillo de más. 

 

En el segundo caso, si el matizado te lo hiciste en un salón, pues acude al mismo salón y te lo corregirán sin dañar tu pelo.

Si te lo habías hecho tú misma en casa,  puedes corregirlo con un shampoo matizador.  Revisa la lista de colores de shampoo que debes aplicar según sea el tono no deseado.

Estás entrando al mágico mundo del color capilar. ¡Bienvenida!