Me hice la keratina y tengo frizz. 4 Posibles causas y soluciones

Todas sufrimos alguna vez del tan odiado frizz. Y más en tiempos de humedad. El cabello se encrespa y parece que tiene electricidad.

Es una situación muy común. Recibo muchas mujeres en el salón que, incluso después de tratamientos como la keratina o el botox, siguen con frizz.

Ahí aparece la frustración, porque han invertido tiempo y dinero en un tratamiento para evitar o contrarrestar el frizz, y ocurre absolutamente lo contrario. Pero hay una explicación para todo, y maneras de resolverlo.

 

Si este es tu caso,  si te has aplicado una keratina y estás harta del frizz , no desesperes. Has llegado al lugar correcto.  Te contaré las posibles causas. 

Y una vez que identifiquemos juntas la causa, te explicaré algunas maneras de solucionarlo. Sigue leyendo, que hay mucho por aprender.

 

Posibles causas del frizz luego de la keratina

Causa 1: cabello dañado antes del tratamiento

Mujer con cabello dañado antes de aplicarse la keratina.

 Si tu cabello estaba demasiado dañado antes de aplicar el tratamiento, es posible que la keratina no haya podido eliminar del todo el frizz. 

Puedes haberlo tenido dañado por tratamientos químicos sucesivos, como decoloraciones y tinturas, uso excesivo de herramientas de calor, exposición constante al sol, al viento y al agua clorada, entre otras razones.

 

Sea por lo que sea,  si tus cutículas capilares estaban débiles y porosas y a toda tu melena le faltaba hidratación y nutrición en profundidad, es posible que la keratina no haya logrado contrarrestarlo.  Es más, si la keratina que utilizaste contenía un poco de formol, incluso puede haber acentuado el daño.

Entonces, en este caso, el problema no es la keratina (ni el producto, ni el tratamiento), sino el estado de salud previo de tu cabello.

 

Causa 2: producto viejo o vencido

Producto capilar vencido.

Es muy difícil que esto suceda si has acudido a un salón a hacerte la keratina, porque los profesionales llevan un control detallado de los productos que utilizan.

 Pero si te has aplicado la keratina en casa, puede haber ocurrido que el producto que adquiriste no haya estado en buenas condiciones.  O que lo hayas comprado hace un tiempo y ahora, que te decidiste a usarlo, ha caducado.

 

 Los productos capilares tienen un montón de ingredientes en sus fórmulas, y algunos de ellos pierden sus propiedades pasado un tiempo.  Por eso es muy importante que revises las fechas de vencimiento de los productos que compras para saber si han caducado, además, cuando los tengas en casa, observes siempre su textura y color antes de usarlos.

 

Causa 3: producto no adecuado para tu tipo de cabello

Joven duda qué keratina usar para su tipo de cabello.

En lo que a productos capilares respecta, hay tal cantidad de marcas y variedad, que  es muy frecuente que no sepamos elegir los productos adecuados para nuestro tipo de cabello.  A veces, tanta variedad confunde.

Y es un punto importante, porque  no todos los productos tendrán los mismos resultados en todas las cabelleras.  Hay cabellos finos y gruesos, porosos y cerrados, secos, mixtos y grasos, rizados, con ondas y lacios.

 

Imagina que no todos esos tipos de pelo reaccionarán de la misma manera ante la aplicación de la keratina. Por ejemplo, si tu cabello es grueso o demasiado rizado, es probable que precises dos aplicaciones de keratina, o un producto más intenso. Si tu cabello es fino y quebradizo, deberás elegir la keratina adecuada.

 

Causa 4: aplicación incorrecta

Joven plancha su pelo luego de la keratina.

Dejé esta causa para el final, pero es la más común.  No es fácil aplicar correctamente una keratina , así que si no has ido al salón y lo has hecho por ti misma, es probable que por aquí ande el problema.

Por supuesto que en el empaque del producto que compraste hay instrucciones, y tienes que haberlas seguido al pie de la letra para no cometer errores. Pero  en la aplicación de cualquier keratina, hay algunos pasos obligatorios. 

 

 Tu pelo debe estar perfectamente limpio antes de la aplicación. Lo mejor es lavarlo con un shampoo neutro o clarificante , preferentemente sin sulfatos. El cabello no puede tener grasitud ni ningún resto de otro producto.  Solo así la keratina penetrará profundamente en las fibras capilares. 

Por otro lado, una vez aplicada de manera uniforme,  la keratina necesita un tiempo para actuar y que haga efecto. 

 

En las instrucciones del empaque seguramente este tiempo de exposición está indicado, pero a veces ocurre que no controlamos el momento inicial de la aplicación, entonces luego no tenemos un control exacto del tiempo. Otras veces, ocurre que, por ansiedad, enjuagamos el producto antes de tiempo, y esto hará que irremediablemente no tenga el efecto deseado.

Una vez pasado ese lapso,  ¿usaste la planchita de manera detallada en cada mechón de tu pelo? Porque sabes que la keratina se fija con calor.  No puedes aplicarte keratina sin usar la plancha después.

 

Y la mejor manera de lograrlo es dividir la cabellera en mechones pequeños, organizando en secciones con pinzas o broches, y pasar la plancha de manera meticulosa, lentamente. Si no lo has hecho así, es probable que el producto no se haya fijado correctamente.

 

Soluciones

Joven aplica keratina correctamente.

Si has leído las posibles causas del frizz luego de la keratina, seguramente has identificado la tuya. Así que, más tranquila, fíjate cuál de las siguientes soluciones te conviene, y también aprenderás a ir reconociendo ventajas y desventajas de la keratina.

  • Probablemente  te has salteado algún paso en la aplicación o has cometido un error durante el proceso.  En ese caso, pues  deberás aguantar el frizz al menos 20 o 30 días, y aplicar una nueva keratina, ahora sin cometer errores.  Aplica tratamientos hidratantes mientras tanto. Porque arreglar una keratina mal hecha no es fácil.
  •  Si tu cabello estaba demasiado dañado antes de la keratina, pues entonces deberás repararlo. 

 

Una buena rutina de reparación incluye aceites naturales (argán, coco o lino) al menos dos veces por semana, shampoo y acondicionador sin sulfatos, mascarilla hidratante cada 10 días, y protectores térmicos antes de las herramientas de calor, además de dejar descansar el pelo un par de días de la plancha y el secador.

Mujer se recorta las puntas para mantener el cabello antes de una keratina.

Un corte de puntas cada dos meses y tomar mucha agua también ayudan, aunque no lo creas. Recién cuando veas que tu pelo recobra hidratación y brillo, podrás aplicar otra keratina de manera correcta.

  • En cambio,  si piensas que tienes frizz porque la keratina que aplicaste no era la indicada para tu cabello, es probable que tengas el pelo muy grueso. En ese caso, repite el tratamiento luego de 15 días, esta vez con keratina sin formol , y sé muy puntillosa en cada paso de la aplicación, sobre todo en la parte final del planchado.

 

Resumiendo

En síntesis, ya sabes que si tienes frizz luego de haberte aplicado un tratamiento de keratina, posiblemente haya una causa identificable. Si has logrado encontrar la tuya, vas por buen camino.

Ahora conoces la manera de solucionar el problema y puedes volver a aplicar ese tratamiento que tanto ansiabas y disfrutar de los efectos mágicos que solo una buena keratina puede darte.