¿El Tinte No Te Agarra en las Puntas? Una peluquera te da 2 opciones

Si te has teñido y las puntas no han tomado el color, posiblemente estés frustrada y enojada. Pero no es culpa ni del tinte ni de la manera de aplicarlo.

 Lo más probable es que tus puntas no tomen el tinte porque están dañadas y no son capaces de retener los pigmentos .

Así que hay que tomar el toro por las astas.

 

 Tienes dos maneras de resolverlo , aunque una será mejor que la otra, porque es una solución definitiva:

  •  Teñir de nuevo solo las puntas, ahora con tinte semipermanente .
  •  Cortar las puntas .

Adivina cuál de ellas es la mejor salida. Si quieres entender por qué y saber más detalles, sigue leyendo. Pero antes, te explicaré en profundidad por qué las puntas no toman el tinte.

 

¿Por qué el tinte no te agarra en las puntas?

Mujer enojada porque el tinte no agarró en sus puntas.

 Es muy probable que las puntas de tu cabello no tomen el color cuando te aplicas el tinte porque están dañadas.  Distinta es la situación si quieres saber por qué la raíz te queda clara y las puntas oscuras.

Dime si te sucede esto: sueñas con un color divino para esta temporada, eliges un kit de tu marca preferida de productos capilares, planeas una aplicación esmerada y… pasado el tiempo de exposición, enjuagas, secas, pero las puntas se burlan de ti. Siguen iguales; su color original ni siquiera se ha oscurecido.

Querida amiga, estamos ante el caso de las puntas tan dañadas y porosas, que el producto aplicado no es retenido por la cutícula capilar.  La capa interna del cabello  (es ahí donde actúan los químicos del tinte permanente)  no absorbe los pigmentos .

Haz un poco de memoria: ¿Te tiñes con frecuencia? ¿Te has decolorado recientemente? ¿Usas de manera desmesurada la planchita y el secador? Si la respuesta a todos estos interrogantes es sí, pues entonces cae de maduro que esas puntas no podrán asimilar otro tratamiento químico.

Por si no lo sabes, bastante tarda el pelo en recuperarse después de una decoloración. Y también sufre con los pequeños maltratos cotidianos. Así que, si no cortas por lo sano, difícilmente puedas recuperarlo.

Solución 1: teñir las puntas con tinte semipermanente

El tinte semipermanente no contiene amoníaco y sirve para emparejar el color si las puntas no tomaron la tintura.

Debo admitir que, como experta en peluquería, esta solución no me agrada del todo. Porque, más que una solución, es parchar algo que tarde o temprano volverá a mostrar signos de deterioro.

Pero debo darte la opción, por si te niegas rotundamente a cortar tus puntas.  Aplicar un tinte semipermanente pude ayudarte en lo momentáneo. Y, en realidad, las puntas seguirán dañadas .

Al usar un tinte semipermanente en tus puntas, no las estarás arruinando más de lo que están, puesto que este tipo de producto es un tinte sin amoníaco. Y  el color tomará, ya que esta tintura no trabaja en la estructura interna del cabello, sino en la capa superficial. 

De esta manera,  podrás emparejar el tono de las puntas con el del resto de tu cabellera. Pero, como ya debes saberlo, el tinte semipermanente se irá desvaneciendo con los lavados, así que pronto el color original volverá a salir a la luz. 

Como verás, es una solución de momento. Si ya sabes qué es un tinte semipermanente y cómo se aplica, entonces estás al tanto de que puede sacarte de apuro, emprolijar el color de tu cabello y dejarte satisfecha un par de semanas, pero  no es algo definitivo .

Solución 2: cortar las puntas

Mujer decidida a cortar las puntas de su cabello, porque no han agarrado el tinte.

Bien, no pongas esa cara. No es tan grave cortar unos centímetros tu cabello. Te entiendo, tal vez estés haciendo un gran esfuerzo para que crezca, o no quieres arruinar ese largo propio de Rapunzel.

Pero créeme que es lo mejor que puedes hacer.  Cortar las puntas no solo solucionará el problema que tienes con la tintura, sino que también fortalecerá tu cabello, le dará vitalidad, e incluso acelerará un crecimiento más fuerte .

Porque, al eliminar esos 3 a 5 centímetros resecos y abiertos, estarás dando fuerza a las raíces para crecer mejor.  Toda tu cabellera está perdiendo energía con esas puntas que, además de verse opacas y sin vida, ni siquiera toman el tinte.  La humedad y los nutrientes que bajan desde la raíz no llegan a recuperar las puntas, que cada vez se ven peores.

Entonces, no veo por qué negarse a recortar las puntas. Decídete a devolverle fuerza y vitalidad a tu cabello para que crezca más sano. Además de eso,  el color del tinte quedará distribuido de manera pareja en toda tu melena.  Es una excelente costumbre si de cuidado capilar hablamos, así que averigua cada cuánto cortar las puntas del cabello.

Adiós a las puntas desteñidas

Joven se corta las puntas arruinadas.

Si has leído todos mis consejos con atención, sabrás que  lo que más te conviene es recortar las puntas .

Al teñirte,  si te encuentras con la frustrante situación de que tus puntas siguen iguales que antes y te ha quedado una melena bicolor, quiere decir que tienes las puntas dañadas. Pues, córtalas .

Ahora bien,  si no puedes siquiera imaginar la idea de recortarte las puntas, entonces la opción que te queda es aplicarte un tinte semipermanente  para emparejar tu color.  Pero debes saber que eso es una solución transitoria , porque los pigmentos se irán desvaneciendo y volverás al mismo problema en poco tiempo.

La decisión es tuya. Piensa qué prefieres y ¡adelante con tu elección!