¿Que pasa si me hago la keratina muy seguido? Por ejemplo una vez por semana…

  • Si te haces la keratina muy seguido, por ejemplo una vez por semana, dañarás tu cabello hasta el punto de provocar su debilitamiento y caída.
  • Incluso si te haces la keratina una vez por mes, arruinarás tu cabello.
  • Porque el exceso de keratina produce una sobrecarga de proteínas que debilita el cabello, y el calor de la secadora y la planchita le restan hidratación y nutrientes.
  • Los tratamientos de keratina con calor, tanto los caseros como los que puedes aplicar en el salón, debes hacerlos una o dos veces al año.

 

 ¿De verdad estás pensando en hacerte la keratina muy seguido, por ejemplo, una vez por semana? 

 

Seré muy clara. Si te haces la keratina muy seguido, ya sea en tu casa o en el salón, puedes ir pensando en comprarte varias pelucas.

¿Quieres saber por qué?

 

 Porque si te haces la keratina muy seguido, ya sea una vez por semana, una vez cada quince días o incluso cada tres meses, arruinarás tu cabello. Y no estoy exagerando. 

 

La keratina es un tratamiento profesional, aunque lo apliques en tu casa, porque modifica la estructura del cabello, aportándole keratina. Y para sellar el tratamiento, se aplica calor, es decir, se utiliza tanto la secadora y la planchita a temperaturas muy elevadas.

¿Qué podría pasar si te haces la keratina muy seguido?

  • Dañarás tu cabello.
  • Debilitarás tu pelo, provocando el quiebre.
  • Algunos tratamientos de keratina contienen formaldehidos, que son muy perjudiciales para la salud. Los vapores inhalados de forma repetida pueden provocar cáncer.
  •  El cabello nuevo crecerá más débil. 

 

Por lo tanto, y para que no queden dudas,  sólo puedes hacerte la keratina una o dos veces al año. 

hacer keratina en salón

Aquí no se trata de lo que es muy seguido para ti, para mí o para tu vecina.

Porque tal vez, hacerte la keratina muy seguido para ti, significa aplicarla cada quince días, mientras que para tu vecina hacerse la keratina muy seguido, significa aplicarla una vez por mes.

Pero, ambas están equivocadas, y pueden poner en peligro la salud de sus cabellos.

Por eso, como estilista sólo puedo recomendarte que te hagas la keratina una o dos veces por año. Y si en un salón, te dicen que puedes hacerte la keratina una vez por mes, ¡huye!, porque sólo arruinarán tu pelo.

Sigue leyendo y veamos en detalle lo que podría pasar si te haces la keratina muy seguido.

 

Por qué no debes hacerte la keratina muy seguido

caída del pelo por hacerse la keratina muy seguido

Primero es importante diferenciar que existen dos tipos de tratamientos de keratina: los que se aplican con calor y los que se aplican sin calor, más conocidos como mascarillas.

Comenzaremos hablando de la keratina que se aplica con calor.  La mayoría de estos tratamientos contienen formaldehidos o derivados, cuyos vapores son peligrosos para tu salud.  

¿Existen keratinas sin formaldehidos? Sí,  pero la duración es menor y los resultados inciertos.

 

Si utilizas una keratina con formaldehido, debes sumarle el daño que genera el calor de la plancha y el secador. Porque si aplicas la keratina muy seguido, no sólo lo restarás hidratación a tu cabello. En realidad, eso sería lo más leve.

La keratina penetra en los folículos os pilosos, donde se encuentran los bulbos pilosos, que es donde nace el cabello nuevo. Y  el exceso de keratina, debilita los bulbos pilosos, haciendo que el cabello nuevo crezca débil o directamente no crezca. 

 

A esta situación, bastante grave, súmale resecamiento del cabello, pérdida de nutrientes, debilitamiento, rigidez y finalmente quiebre, consecuencia de una sobrecarga de proteínas en tu pelo.

¿No me crees? Déjame que te cuente una historia.

Hace unos meses, me visitó una mujer en el salón que tenía el cabello encrespado y con mucho frizz, y me pidió que le aplicara un tratamiento de keratina para reparar su melena.

Cuando comencé a examinar su cabello para asegurarme de que soportaría el calor de la planchita, porque  la keratina no se puede aplicar en un cabello dañado,  me llamó la atención que cada vez que pasaba el peine, caían mechones de cabello.

Mis alarmas interiores se encendieron. Y cuando la clienta percibió mi cara de preocupación, me comentó que se hacía la keratina cada dos semanas en su casa. Pero como no había conseguido la marca que siempre utilizaba, había acudido al salón.

estilista le explica a clienta que no puede hacer keratina

¡Dios mío! Esta mujer se hacía la keratina cada 15 días, cuando en realidad sólo debe aplicarse en el cabello una o dos veces al año.

 Su cabello, lamentablemente, estaba arruinado. 

Le expliqué que no podía hacerle la keratina y diagramamos un plan para comenzar a reparar su cabello. Comenzamos recortando su pelo todos los meses, para eliminar las partes más dañadas, aplicamos Olaplex y finalmente, después de un año, su cabello estaba reparado.

 Los tratamientos de Keratina con calor, caseros o en el salón,  se aplican cada 6 meses. 

 

Ahora, si tu cabello está dañado y quieres repararlo puedes hacerte la keratina en forma de mascarilla. Y de eso te hablo a continuación.

 

Puedes hacerte mascarillas de keratina hasta dos veces por semana

mascarilla de keratina para usar dos veces por semana

 Porque como no se utiliza calor durante la aplicación, son menos agresivos para el cabello. 

Tu pelo absorbe la keratina gradualmente, y en cada aplicación, recupera la hidratación y las cutículas se reparan. Pero no debes abusar.

  •  Si tu pelo está muy dañado,  te recomiendo que apliques la mascarilla de keratina dos veces por semana durante cuatro semanas y evalúes los resultados.
  •  Si tu cabello necesita hidratación,  aplica la mascarilla de keratina una vez por semana durante cuatro semanas y evalúa los resultados.

 

Finalmente, te aconsejo que antes de aplicar la mascarilla de keratina, leas atentamente las instrucciones de uso del fabricante. Porque un exceso de proteínas, puede generar más resecamiento, rigidez, exceso de grasitud y caída del cabello.

 

Conclusiones

Los tratamientos de keratina son muy buenos para el cabello dañado, pero el uso frecuente puede arruinar tu melena de forma irreversible.

Antes de aplicar la keratina te recomiendo que acudas al salón para que un profesional evalúe tu cabello te brinde asesoramiento.