¿Qué Pasa Si Me Lavo el Pelo Después de la Permanente?

Muchas veces hablo con mis clientas de la importancia de respetar tiempos y procesos en todo lo que tiene que ver con belleza capilar.

Porque, lo creas o no, saber esperar a que los procesos se completen es tan importante como la elección del tinte correcto, la temperatura de las herramientas de calor y el volumen de revelador para una decoloración. Todo cuenta, todo es fundamental.

Y, en muchas ocasiones, las ansiedades y las actividades diarias nos sacan de ese foco de paciencia y nos llevan a apurarnos. No respetamos ciertos plazos y los tratamientos no surten el efecto esperado.

 

Es el caso que nos convoca en este artículo.  Si te has hecho una permanente, por más de que quieras lavar tu pelo inmediatamente y masajearlo, no lo hagas.   Los rulos logrados perderán su forma  y se transformarán en unos tirabuzones estirados o en unas ondas sin gracia.

 

 O, lo que es peor, tu cabellera puede resultar dañada, porque habrás interrumpido el proceso químico que está involucrado en la permanente. 

Para que esto no parezca un capricho mío, te explicaré en detalle las razones por las que deberías esperar el tiempo que te haya recomendado el profesional que te ha aplicado la permanente.

Sígueme con atención y al final serás una experta con rulos.

 

Razones para esperar

Joven espera 48 horas para lavarse el pelo luego de la permanente.

Ya sabes que  no deberías lavarte el pelo luego de haberte aplicado la permanente. Muy probablemente, el profesional del salón te haya dicho que esperes al menos 48 horas antes del primer lavado. 

Y esto de los tiempos de espera pasa con muchos otros tratamientos. Por ejemplo, después de un alisado también debes esperar 48 horas para lavarte el cabello.

La pregunta es por qué.

 

Hay que tener en cuenta dos cuestiones: el proceso que implica una permanente (para comprender por qué es tan importante darle tiempo) y los errores y daños que puede acarrear un lavado inmediatamente después.

 

El proceso de la permanente

Aplicación de la permanente en el salón.

 La permanente es la mejor técnica para unas ondas impecables; es un tratamiento de belleza capilar que apunta a cambiar la estructura original del cabello para darle un nuevo formato.  Se llama “permanente” justamente porque el rizado dura mucho tiempo, hasta que el cabello comienza a crecer de nuevo.

No es una novedad en cuanto a tratamientos capilares, pero sí ha evolucionado muchísimo en los últimos años, ofreciendo mejores resultados sin consecuencias tan agresivas.

 

Básicamente, y más allá de que se ha perfeccionado la técnica y que se han incorporado mejores ingredientes en sus fórmulas, el producto de la permanente actúa sobre la estructura de las hebras capilares.

 Rompe los enlaces de la keratina y los reestructura, formando el rizo del grosor que hayas elegido, y generando el formato rizado en toda la cabellera. 

Esto sucede cuando el profesional que te asiste te aplica el producto y te ubica bajo la secadora, donde estarás relajada de 30 minutos a una hora. Está empezando una magia invisible.

Joven con tratamiento permanente rizado.

Saldrás de allí con unos rizos increíbles, pero el proceso continúa, aunque tú no lo notes.  Durante las 24 horas posteriores a la aplicación, ocurre el asentamiento de la permanente. Los productos siguen fijándose en la fibra capilar y actuando, así que el formato definitivo continuará consolidándose.   Y en las siguientes 24 horas (es decir, un día después del asentamiento), se produce la liberación del producto. Se expulsan los restos del material utilizado. Aunque no lo parezca, esta etapa es muy importante, porque el cabello necesita despojarse de todo residuo. 

 

Si has comprendido este proceso, te habrás dado cuenta de que,  si lavas tu cabello cuando llegues a casa luego del salón, estarás interrumpiendo los pasos.  Y la química aquí se pierde, con lo cual los resultados serán desastrosos.

 

Errores en los rizos y daños irreversibles

Mujer tiene malos resultados con la permanente.

¿Cuáles son las consecuencias si interrumpes ese proceso con un lavado? Pues, en primer lugar,  es muy probable que los rizos no terminen de formarse como esperabas.   Algunos se formarán, otros no. Otros ya armados podrán incluso deformarse. El resultado: una melena despareja, que no sabrás si tiene rizos, ondas o bucles.  No eches la culpa al tratamiento; no es que no haya funcionado. No se te vaya a ocurrir hacerte la permanente dos veces en un día. Lo que pasa es que has interrumpido el proceso.

Ahora bien, si te has hecho la permanente y ha salido bien, pero no te gustó cómo ha quedado, ese es otro tipo de problema.

 

En segundo lugar,  no habrás dado a tu cabello el tiempo que necesitaba para liberarse de los restos de producto. Hay químicos que serán retenidos, y que serán capaces de causar mucho daño en la fibra capilar. 

Y ese daño se traducirá en frizz, resecamiento y falta de brillo. Porque seguirán rompiéndose los enlaces en la keratina y  la hidratación natural de tu cabello se perderá por completo.  Así que, con el paso de los días,  las puntas se abrirán, todo el pelo estará quebradizo y reinará en tu melena un encrespamiento fatal. 

 

El problema es que no será fácil recuperar una melena tan dañada, porque hará falta mucho tiempo, dinero y paciencia para eso. Desde la aplicación de tratamientos de keratina y botox, a la incorporación de una rutina de nutrición capilar completa para mantener tu cabello brillante.

Y eso, sin mencionar el dinero invertido en tu permanente, más las expectativas de unos hermosos rizos tiradas a la basura.

 

Deja que nazcan unos rulos de película

Joven luciendo una permanente hermosa.

Si has leído con atención todos mis consejos, habrás comprendido que,  si te decides por una permanente, no deberás lavar tu cabello hasta las 48 horas después de la aplicación.  No hay razón para que lo hagas antes.

 Así, estarás no solo favoreciendo los resultados del tratamiento, porque tendrás unos rizos parejos, con brillo y movimiento, sino que también estarás cuidando tu salud capilar. 

¡Adelante con eso y a lucir ese look de rulos fenomenales!