¿Puedo decolorar mi cabello después de un alisado permanente? Sí, pero no debes…

  • Si puedes decolorar tu cabello después de haberte hecho un alisado permanente, pero,  si lo haces de inmediato, las posibilidades de que se te queme en el proceso son muy altas. 
  • La decoloración  le quitará a tu cabello  un gran porcentaje de hidratación y de keratina.
  • ¿Tu cabello quedó liso, brillante y sin frizz después del alisado permanente? Si te decoloras muy pronto, te advierto que  perderás de inmediato estos beneficios  y habrás tirado el dinero que invertiste en el alisado.

¿Entonces que te recomiendo? ¡Definitivamente, esperar!

 

 Espera por lo menos un mes  para poder decolorarte el cabello porque con esto estarás minimizando el nivel de riesgo de daño a tu estructura capilar.

Eso sí, esa espera no debe ser pasiva.

Es necesario que, en ese tiempo, prepares tu cabello para que pueda resistir el proceso de decoloración.

 

Cómo ayudar a que mi cabello resista la decoloración después del alisado permanente

mujer decolorándose el cabello en el salón

Ten en cuenta que tu cabello después del alisado ya no es el mismo. Su estructura ha sido modificada desde su interior permanentemente.

Entonces, aparte de la modificación de su estructura, también estarás modificando su color con la decoloración.

Por lo que tu cabello debe encontrarse en las mejores condiciones posibles para resistir un segundo cambio.

 

Ahora bien, el cuidado del cabello después del alisado varía según la marca del producto que usaste.

Y, como no sé cuál fue el empleado en tu tratamiento de alisado permanente, es necesario que sigas las recomendaciones de tu estilista.

 

Sin embargo, aquí te dejo unas pautas que funcionan en todos los casos y que te recomiendo seguir durante todo ese mes de espera:

  • Lava siempre tu cabello con champú sin sal.
  • Presta atención a la calidad del agua. El agua con mucha cal daña el cabello. Por lo que mi recomendación es que, en la medida de lo posible, uses agua embotellada para lavar tu pelo o al menos durante el último enjuague. Sé que puede ser difícil, pero te aseguro que verás la diferencia.
  • Evita cualquier producto capilar que contenga alcohol, parabenos, siliconas y sulfatos.

 

También te recomiendo consumir mucha agua y  tomar un suplemento de vitamina A y E. 

 

Recuerda siempre que la salud del cabello no solo depende de lo que le aplicamos directamente.

También depende en gran medida de la alimentación y de la hidratación de nuestro organismo.

 

Pide la opinión del estilista

Digamos que ya ha pasado un mes desde tu alisado y has seguido mis recomendaciones y las de tu estilista.

Y que, al mirar tu cabello en el espejo, piensas que se encuentra lo suficientemente fuerte para soportar la decoloración.

¡Sin embargo, no te confíes!

 El estilista es quien debe evaluar el estado de tu cabello  y recomendarte si hacer la decoloración o no.

 

Los estilistas nos pasamos todo el día viendo cabellos de todo tipo y reconocemos las señales que nos indican que un cabello resistirá o no una decoloración.

Por lo que es importante que, si te ha dicho que tu cabello se encuentra debilitado, esperes un poco más para decolorarlo y no intentes hacerlo por tu cuenta.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿Cuánto tarda el pelo en recuperarse después de una decoloración? Según el grado de daño

 

¿Puedo aclarar mi cabello sin decolorarlo? Sí, pero depende de tu tono

Necesitas imperiosamente aclarar tu cabello después del alisado permanente y, aunque ha pasado un mes, tu estilista te ha dicho que no lo recomienda porque el riesgo de daño es alto.

¿Qué hacemos en esta situación? En este caso,  puedes usar un tinte súper aclarante. 

Aunque también es fuerte, un tinte aclarante es mucho menos agresivo con el cabello que un decolorante.

Primero porque este tinte no elimina el pigmento de las hebras capilares como la decoloración y, segundo, porque involucra menos químicos en su aplicación.

 

Solo ten en cuenta que este tinte no es útil para cubrir tonos muy oscuros (artificiales o naturales) del cabello.

El tinte súper aclarante es ideal  solo para los cabellos rubios o castaños  y, como te comenté anteriormente, no eliminará el pigmento sino que lo cubrirá y lo aclarará.

No lograrás un aclarado tal como con el decolorante, pero conseguirás que tu cabello luzca más claro en unos 5 tonos aproximadamente.

Y lo más importante: no te arriesgarás a que tu cabello sufra un daño irreparable con la decoloración.

¡Que es lo que hay que evitar a toda costa!

 

¿Ya decoloraste tu cabello alisado?

Si ya pasaste por ambos procesos ahora tienes un cabello con doble tratamiento químico.

Y, por ello, debes proporcionarle el cuidado que requiere un cabello alisado permanentemente y un cabello decolorado.

Ahora será necesario que lo laves con un champú sin sal y formulado especialmente para cabellos teñidos, ya que estos contienen los nutrientes que el cabello ha perdido durante la decoloración.

También te recomiendo:

  • Utiliza mascarillas hidratantes con vitamina E y pantenol al menos una vez por semana.
  • Limita al máximo el uso de planchitas y secadores.
  • Si vas a exponerte al sol directamente, procura cubrir tu cabello con algún sombrero, gorro u otro accesorio.
  • Evita peinar tu cabello mojado o hacerte una coleta cuando no se ha secado por completo.

 

Cuidado con los peinados

¡Además, presta atención a los peinados!

Procura (al menos durante un tiempo) no hacerte peinados que dejen tu cabello muy tenso.

Por ejemplo, esas coletas en las que se echa todo el cabello hacia atrás y se sostienen fuertemente con una goma debes evitarlas porque generan exceso de presión en el cabello.

Recuerda que un cabello alisado y decolorado tiende a ser más débil y quebradizo.

Y, si le sumamos a tu cabellera este tipo de peinados que debilitan el folículo piloso, duplicaremos la posibilidad de que se rompa.

 

Con estas medidas ayudarás a que tu cabello recupere los nutrientes y a que mantenga la belleza del alisado y el tono del decolorado en el mejor estado posible.

 

¿Tienes alguna otra duda? ¡Déjame tu comentario!