¿Se Puede Pintar el Cabello Después del Botox? Una experta te lo explica

¿Has escuchado hablar de que el orden de los factores no altera el producto? Pues, no siempre es así.

Cuando se trata de belleza capilar, no podemos hacer un tratamiento, luego otro, al día siguiente otro. En cualquier orden y sin esperar ningún plazo.

Porque el resultado puede ser una cabellera terriblemente dañada, sin solución. O también podrás encontrarte con un efecto que no esperabas: ondas si querías lacio, un color por otro, brillo estridente.

 

Así que, si lo que estás planeando es hacerte un botox capilar, que es un tratamiento de reparación profunda, y luego aplicarte un tinte, el orden correcto es al revés:  primero el tinte, después el botox.   Y con una semana de espera entre un tratamiento y el otro. 

Ahora que sabes el orden y los plazos, sigue leyendo. Te explicaré las causas y otros detalles útiles para que combines estos procesos de la mejor manera posible.

 

Primero tintura, luego botox. ¿Por qué?

Mujer explica que primero se tiñe y luego se aplica botox.

El proceso de tintura, llamado coloración entre los profesionales, conlleva una suerte de transformaciones químicas que, como bien sabrás, pueden resultar agresivas para el cabello. Hay nutrientes e hidratación en la fibra capilar que pueden perderse durante el proceso de coloración.

Por eso, siempre que te hagas un tinte, las personas capacitadas te recomendarán preparar tu cabellera nutriéndola durante los diez días anteriores, y luego continuar utilizando productos nutritivos e hidratantes.

 

Entonces, pensemos juntas.  Si te haces el botox, estarás nutriendo profundamente tu pelo. Luego te aplicas un tinte, con lo cual estarás arruinando los efectos del botox.  Es cuestión de sentido común.

Porque el botox no daña el cabello, pero hay algunos secretos que es mejor conocer. Por ejemplo, qué puede suceder si lo aplicas mal o cuánto dura el botox capilar y algunas formas de prolongar su efecto.

 Mejor teñir tu cabello, obtener el color que tanto deseabas, y una semana después aplicar el botox.  Será como un bálsamo para tu pelo teñido. Le devolverá hidratación, brillo, movimiento.  Reparará tanto el daño de la coloración, como algún daño previo que puedas tener. 

 

Una semana de espera. ¿Por qué?

Botox capilar en salón.

Seguramente sabes qué es el botox y para qué sirve. Si estamos de acuerdo en que es un tratamiento de nutrición, beneficioso y con efectos positivos, te preguntarás por qué debes esperar una semana para aplicarlo luego de haberte teñido. Te mata la ansiedad y quieres hacerlo ya.

Paciencia, hay una razón.  Cuando se aplica una tintura permanente en el cabello, el proceso completo lleva un poco más de tiempo que la aplicación en sí misma.  Aunque no lo veamos.

 

 A lo largo de algunos días, se produce el llamado asentamiento del color. Lo que sucede en ese plazo es que los pigmentos de la tintura son asimilados por la fibra capilar, se asientan y se fijan.  Esto hace que la tintura sea permanente.

Joven disconforme porque el botox cambió el color de su tinte.

Entonces,  si no le das a tu cabello teñido esa semana para que el color se fije del todo y aplicas el botox antes, los productos del botox podrían ser una interferencia, y el color final no resultar exactamente el que esperabas.  Puede quedarte un tono distinto, o desparejo, o desvaído.

Así que, si quieres disfrutar de un color parejo y bien aplicado, y de una melena saludable al mismo tiempo, hazme caso.  Primero tinte, luego botox, con una semana de espera entre ambos. 

 

Único caso en el que se aplica botox antes del tinte

Joven con el cabello muy dañado debe hacer botox antes del tinte.

 Existe un caso en el que el botox capilar puede (y debe) aplicarse antes de hacerse el color. Se trata de aquellas cabelleras que están realmente muy dañadas antes del proceso de la coloración. 

Estoy hablando de daños severos, como puntas quebradas que, aunque te cortes, siguen abiertas, resecamiento general, frizz, caída del cabello. Suele suceder luego de procesos de decoloración consecutivos, o de largos períodos de tratamientos de coloración y permanentes sin haber combinado con ninguna rutina de nutrición.

 

Si este es tu caso, entonces  lo que convendrá es aplicar el botox previamente al tinte, pero 15 o 20 días antes. Es decir, usar el botox capilar como un tratamiento de nutrición profunda específicamente para salvar esa melena maltratada, y una vez que se haya reparado, empezar a pensar en un posible tinte.  De todos modos, infórmate sobre algunas desventajas del botox capilar que debes conocer antes de decidirte a hacerte este tratamiento.

 

Si no se logra la reparación en esos 15 días, mejor continuar con otra rutina de nutrición e hidratación, o repetir el botox al mes siguiente. Hasta devolverle a tu cabellera la salud que se merece.

Porque de nada vale apurarse con la tintura que deseamos, si el pelo es un desastre. El resultado no será para nada estético. Así que mejor armarse de paciencia, y cada cosa a su tiempo: primero la salud, luego la belleza. Porque belleza con salud se multiplica.

 

En resumen

Joven se tiñe para aplicar botox una semana después.

Como regla general, ya sabes cuál es el orden correcto:  primero la tintura y, una semana después, el botox capilar. Esto permitirá que el color se asiente de manera perfecta y que los posibles daños causados por la coloración desaparezcan.   Solo si tienes el cabello demasiado dañado, conviene hacer un botox como tratamiento de nutrición profunda y, una vez conseguida la revitalización de la fibra capilar, aplicar color, 15 o 20 días más tarde.